viernes, 24 de julio de 2015

Noticias e-butlletí groc. Pioglitazona: no se confirma el riesgo de cáncer de vejiga pero podría aumentar el riesgo de otras neoplasias.

El uso de pioglitazona no parece aumentar el riesgo de cáncer de vejiga, pero podría incrementar el riesgo de otras neoplasias, según los resultados de un estudio prospectivo (JAMA; 2015;314(3):265-277).

El uso de pioglitazona se ha relacionado con un aumento del riesgo de cáncer de vejiga. En el ensayo PROactive se observó un aumento no significativo del número de neoplasias de vejiga entre los pacientes tratados, aunque un reanálisis posterior reveló que la diferencia era significativa. En 2011 se anunció la suspensión de comercialización de la pioglitazona en Francia, y en 2012 varios estudios y un metanálisis de ensayos clínicos y de estudios observacionales sugirieron un aumento del riesgo de cáncer de vejiga en pacientes diabéticos tratados con pioglitazona (noticia octubre 2012).

Se ha publicado un estudio a partir de un análisis de cohortes con 193.099 pacientes con cáncer de vejiga y de 464 casos y 464 controles para evaluar la relación entre el uso de pioglitazona y el riesgo de cáncer de vejiga, y de otra cohorte de 236.507 pacientes para evaluar el riesgo de otras 10 neoplasias. Durante el seguimiento de unos 7 años, la incidencia de cáncer de vejiga fue más elevada en pacientes que habían recibido pioglitazona que en los no tratados (89,8 y 75,9 por 100.000 años-persona, respectivamente), pero la diferencia no era significativa tras ajustar por factores de confusión. En comparación con la no utilización, el uso de pioglitazona se asoció a un aumento del riesgo de cáncer de próstata (453,3 y 449,3 por 100.000 años-persona, respectivamente) y de cáncer pancreático (81,1 i 48,4 años-persona, respectivamente). No se observó asociación con otras ocho tipos de neoplasias evaluadas.

A pesar de estos resultados, no se puede excluir un pequeño incremento del riesgo de cáncer de vejiga con el uso de pioglitazona, y se debería confirmar el exceso de riesgo de cáncer pancreático y de próstata en otros estudios (JAMA 2015;314(3):233-34).

No hay comentarios:

Publicar un comentario