jueves, 8 de junio de 2017

The Lancet. Objetivos de tensión arterial (sistólica y diastólica) demasiado bajos aumentan el riesgo cardiovascular.

La PAS media alcanzada a menos de 120 mm Hg durante el tratamiento estuvo asociada con un mayor riesgo de resultados cardiovasculares excepto por infarto de miocardio y accidente cerebrovascular. Se observaron patrones similares para la PAD menor de 70 mm Hg, más el riesgo aumentado de infarto de miocardio y la admisión hospitalaria por insuficiencia cardíaca. La presión arterial muy baja lograda en el tratamiento se asoció con el aumento de los riesgos de varios eventos de enfermedad cardiovascular. Estos datos sugieren que la presión arterial más baja posible no es necesariamente el objetivo óptimo para los pacientes de alto riesgo, aunque no es posible descartar algún efecto de causalidad inversa.
http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736%2817%2930754-7/fulltext 

No hay comentarios:

Publicar un comentario