miércoles, 23 de noviembre de 2016

3 clics. Paracetamol en el embarazo: ¿seguro que es seguro?


Este estudio prospectivo de cohortes muestra que el uso de paracetamol durante el embarazo se asocia a un discreto aumento en el riesgo de varios problemas del comportamiento en los hijos / as, que podría ser mayor si el consumo tiene lugar durante el tercer trimestre . Aunque no podemos hablar de una asociación causal, debemos ser prudentes en la prescripción de este fármaco durante el embarazo.

El paracetamol es un fármaco ampliamente utilizado por las mujeres gestantes ya que se considera un fármaco seguro en el embarazo. Varios estudios han sugerido que el consumo de paracetamol durante la gestación podría aumentar el riesgo de alteraciones en el desarrollo y de trastornos hipercinéticos y relacionados con el TDAH en los niños. Sin embargo, la existencia de múltiples factores de confusión que podrían estar relacionados con el consumo de este fármaco y con la aparición de trastornos en los niños, no ha permitido llegar a resultados concluyentes.

En este estudio de cohortes prospectivo, llamado ALSPAC, se analizaron los datos de 14.541 mujeres gestantes de Bristol (Reino Unido) con una fecha prevista de parto entre abril de 1991 y diciembre de 1992. En la semana 18 y 32 de la gestación, se preguntó a las madres si habían consumido paracetamol durante los 3 meses previos (sin especificar dosis ni duración). Cuando los niños / se cumplieron 5 años, se volvió a registrar el consumo de paracetamol, tanto en la madre como en su pareja (periodo postnatal), para evaluar la influencia de posibles factores de confusión, desconocidos o no incluidos en el análisis, que pudieran tener relación con el consumo de paracetamol en las madres. Se evaluó la presencia de problemas de comportamiento en los hijos / as, cuando éstos tenían aproximadamente 7 años de edad, mediante el SDQ (Strenght and Difficulties Questionnaire). El SQD es un test de cribado que incluye preguntas sobre 5 dominios o aspectos: síntomas emocionales, problemas de conducta, síntomas de hiperactividad, problemas de relaciones con los compañeros y comportamientos prosociales. En este enlace se puede encontrar más información: http://www.sdqinfo.com/

A las 18 semanas, un 53% de las madres (n = 4.415) afirmaba haber tomado paracetamol, y a las 32 semanas este porcentaje fue del 42% (n = 3.381). Durante el período postnatal (a los 5 años), el 89% de las madres (n = 6919) y un 84% de los padres (n = 3.454) habían consumido paracetamol durante los 3 meses previos. Se detectó que un 5% de los niños tenían problemas de comportamiento según los resultados del SQD (media de edad de los niños / as 79 meses).

El uso de paracetamol a las 18 semanas de gestación se asoció a un aumento en el riesgo de presentar problemas de comportamiento en los hijos / as (riesgo relativo -RR- 01:20, IC 95% 1:06-uno y treinta y siete) y los síntomas de hiperactividad (RR uno y veintinueve, 1:09-1:53). El consumo registrado en las 32 semanas también se relacionó con una mayor probabilidad de problemas emocionales (RR 01:29, 01:09-01:53), problemas de conducta (RR 01:42, 1.25-1.62), síntomas de hiperactividad (RR una y treinta y una, 1:16-una y cuarenta y nueve ) y dificultades en general (RR 01:46, 1.21-1.77). En cambio, esta tendencia no se observó en cuanto al consumo de paracetamol en los padres durante el periodo postnatal. Este resultado iría a favor de un efecto intrauterino.

Los resultados no se modificaron tras incluir en el análisis los factores de confusión registrados. Se tuvieron en cuenta edad materna, paridad, nivel socioeconómico, tabaquismo y consumo de alcohol durante el embarazo, índice de masa corporal durante el embarazo, enfermedades psiquiátricas referidas por las madres y presencia de enfermedades que pudieran motivar el uso de paracetamol (cefalea, migraña, infecciones, dolor muscular o articular) en los 3 meses previos. También se realizó un estudio genético en las madres de los alelos relacionados con el TDAH, según estudios previos y tampoco se observaron cambios en los resultados.

Este estudio sugiere que el consumo de paracetamol durante el segundo y tercer trimestre de embarazo puede aumentar ligeramente el riesgo de problemas de comportamiento en los hijos / as. Este efecto podría ser más evidente cuando el consumo tiene lugar durante el tercer trimestre. El estudio presenta limitaciones y puede haber obviado factores de confusión no conocidos. Además, su diseño tampoco permite establecer una relación causal. Sin embargo, nos da un toque de atención y nos recuerda que debemos seguir prescribiendo este fármaco con prudencia durante el embarazo.

Stergiakouli E, Thapar A, Davey Smith G. Association of Acetaminophen Use During Pregnancy With Behavioral Problems in Childhood: Evidence Against Confounding. JAMA Pediatr. 2016; 170 (10) :964-970. link

No hay comentarios:

Publicar un comentario